Evita el dolor e hinchazón de piernas: drenaje linfático


Piernas hinchadas, pesadez y sensación de cansancio son síntomas habituales en el embarazo. La retención de líquidos y la mala circulación son procesos fisiológicos naturales en las gestantes. ¿Pero cómo aliviar sus molestias? El drenaje linfático manual realizado por profesionales es un gran aliado.

Esta técnica previene las estrías, es desintoxicante, descarga las piernas, es relajante y alivia la retención de líquidos. Desde la primera sesión se puede pasar de sentir que se tienen pies de elefante, a tener la sensación que se camina sobre nubes. La continuidad en el tratamiento prolonga y mantiene los resultados de reducción de dolor y sensación de hinchazón.

¿Cómo se consigue?

A través de un masaje suave y preciso que estimula la circulación linfática superficial favoreciendo la depuración y actuando sobre los ganglios.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pexels-yan-krukov-7010898-1024x683.jpg

Alivio, relajación, analgesia, acción inmunitaria y drenante son los principales efectos de esta técnica en nuestro organismo. Además, mejora el funcionamiento del sistema linfático y la circulación de retorno al tiempo que depura el organismo. Así mismo, estimula la función renal y activa el sistema inmunológico.

Como resultado, las maniobras del masaje de drenaje linfático no son nada agresivas. Y son compatibles y recomendables durante el embarazo, siempre que no lo contraindique un médico por gestaciones de riesgo, otras enfermedades o infecciones.

Del mismo modo, esta técnica además también está muy indicada en otras etapas de la vida y dolencias. Por ejemplo, es recomendable para combatir la celulitis, en edemas post-operatorios, mejorando la inflamación y la presentación de cicatrices. También en edemas de brazo tras una extirpación mamaria. O simplemente en casos de hinchazón de piernas por mala circulación y/o muchas horas de trabajo de pie o sentado.

Además, de los drenajes linfáticos, en caso de retención de líquidos, también es recomendable dar paseos, dedicar media hora al día a caminar, hacer ejercicios de rotación en los pies, mantener las piernas elevadas, reducir el consumo de sal y beber mucha agua. Si quieres sentir los beneficios del drenaje linfático en tu cuerpo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Vídeo sobre los beneficios del drenaje linfático


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.